TRANSMITIENDO EN VIVO

lunes, 24 de enero de 2011

Guía para enamorados


A menos de un mes del Día de San Valentín, conoce algunos consejos para planear un viaje romántico a bordo de un crucero
RELAJACIÓN. Comparte un masaje relajante con tu pareja durante tu viaje (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )
El Nuevo Día | El Universal

Se acabaron las fiestas decembrinas. Ahora la pregunta es ¿qué haremos para San Valentín?
A sólo unas semanas de celebrar el día de los enamorados, es buen momento para dejar atrás el jolgorio de las fiestas y planificar escapadas románticas y relajantes con nuestra pareja. De esas que recargan baterías y provocan empezar, retomar la relación y mirar las cosas desde otro punto de vista.
Nada mejor que un crucero para el romance. Y lo mejor es que si no puedes planificar para este 14 de febrero, puedes hacerlo en cualquier época del año. Cualquier día es bueno para disfrutar del amor, pero si preguntas por temporadas ideales, el otoño es la época romántica por excelencia.
Te aseguro que no encontrarás muchos niños a bordo. ¿El itinerario? Lo dicta tu presupuesto y los días disponibles. Las Islas Griegas, Venecia y Estambul son un hit.
También Hawaii, Australia y Canadá son divinos. Tampoco importa el tamaño del barco, hasta en los más grandes encontrarás decenas de opciones, momentos y rincones para disfrutar. Anota algunas de nuestras sugerencias para que te vayas preparando.
 
1.- Una cabina con balcón es necesario si vas en plan romántico. Cierto es que son más costosas pero vale la pena que estires el presupuesto. En ellas puedes desayunar, tener una súper cena romántica sin costo adicional, ver el atardecer acurrucadito con tu ‘media naranja' y si vas al extremo hasta tener jacuzzi privado si pagas por las suites más caras.
2.- Regálense un masaje por pareja. Probablemente nunca reserves un tratamiento de spa juntos si no estás de vacaciones. Con él se desconectarán del mundo, saldrán relajados y listos para una cena íntima. Hay varias líneas de barcos que tienen salas o villas para parejas y, curiosamente, entre las más fabulosas están las de los barcos de Disney. Las Disney Spa Villas te ofrecen hidromasaje privado, camas de tratamiento romanas con ‘canopy' y balcones privados como garantía para la relajación total.
3.- Escoge un rincón acogedor y semi privado en los ‘solariums'. Eso no cuesta, sólo tienes que levantarte temprano y apartar el súper sillón para dos -divinos las de la clase Oasis de Royal Caribbean-. Los solariums deRoyal Caribbean y Celebrity, entre otros, tienen hasta comida ligera tipo bistro para que no tengas que salir del área.
4.- Si quieres más mimos y privacidad, reserva una cabaña en The Cabana Club, de los barcos de Holland, o escápate en The Sanctuary, (en Princess, los famosos Love Boats) entre otros. Tienen costo adicional pero te incluyen menú especial, batas de baño y tienen cortinas para mayor privacidad. Además cuentan con personal exclusivo para atenderte.
5.- Reserva en un restaurante de especialidad. Esto es un imperdible para las parejas. Una oportunidad única que muchos no tienen en casa, de cenar relajadamente en un ambiente elegante, con cenas elegantes, un buen vino o coctel y un precio que ronda los 20 dólares por persona, más bebidas.
Si quieres sorprender en grande a tu pareja y viajas en Princess Cruises pregunta por el Ultimate BalconyDining que te ofrece además de la comida de varias entradas en tu balcón, incluyendo langosta y filetes, cocteles, flores, champán y un mozo para que los atienda a cuerpo de rey. Se puede reservar para desayunos para lo que tienen menú especial y media botella de champán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada