TRANSMITIENDO EN VIVO

sábado, 4 de junio de 2011

Diputados vemos, cultura no sabemos



Alida Piñón | El Universal“Cuando entré (a la Asamblea Legislativa) quería la comisión de Equidad y Género o la de Educación, porque me desenvuelvo más ahí que en Cultura. Sí leo, pero me gustan las cuestiones de política, no soy tan soñadora, no leo novelas y ese tipo de libros. Me gusta escribir y me fascina pintar y dibujar, pero pues me interesan otros temas”, dice sonriente la diputada Edith Ruiz Mendicuti, a quien, muy a su pesar, aceptó presidir la Comisión de Cultura, cargo por el que recibe 100 mil pesos mensuales (más su sueldo como diputada).
Ella dice que la Comisión de Gobierno de la V Legislatura se dedicó a repartir a los diputados las comisiones que tenían un “peso político”, las demás, como la de Cultura, fueron otorgadas al final, como si de sobras se tratara. “Me dieron lo que quedó, pero con el tiempo he aprendido mucho”, asegura.
La diputada, en entrevista, no vacila en abundar que sus lecturas se limitan a los temas políticos y, como ejemplo, dice: “Yo leo cosas del narco y eso, porque uno tiene que saber de lo que pasa, lo demás... es que a mí no se me da, me han criticado mucho por eso, pero yo soy más... ¿cómo te diré...?, práctica”.
Entre sus intereses también está el mundo del espectáculo. “Leí mucho sobre la vida de Snoop Dog y era un drogadicto que odiaba a todos, me sorprendió mucho su vida porque se la pasaba drogándose, lo malo es que a muchos jóvenes les gusta su música”.
Esa inquietud derivó en una de las propuestas que planea realizar:clasificar la música que se baja de internet. “Los muchachos no tienen dinero para comprar discos, por eso bajan las canciones de internet, pero imagínate que si un chavo está deprimido, cuando escuche esa clase de canciones (como las de Snoop Dog) va a odiar a todo el mundo. Por eso los jóvenes se vuelven criminales y se drogan, porque están imitando a su cantante favorito”, dice.
La diputada del PRD, que al mes percibe en total alrededor de 409 mil pesos por su trabajo, en noviembre pasado se vio en un escándalo al pronunciarse en contra del “perreo” en las primarias.
A la distancia, esa situación le permitió pensar en otra propuesta: promover la danza folclórica.
“Me llamaron mucho la atención por eso del perreo, pero mira, eso no puede suceder, por eso creo que en las escuelas se debe bailar cosas folclóricas, porque los niños se ven más bonitos vestidos de charritos, además no saben que muchos de esos bailes fueron dedicados a un dios”, afirma la legisladora.
La más importante acción legislativa
Los miembros de la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), integrada por cuatro de los diputados con mayor número de ausencias en el Pleno, Ruiz Mendicuti, José Arturo López Cándido, Abril Yannette Trujillo Vázquez y Juan José Larios Méndez, así como por Guillermo Octavio Huerta Ling, Maricela Contreras Julián, Guillermo Orozco Loreto y Fernando Rodríguez Doval, han desarrollado una serie de proyectos pero la gran mayoría fueron desechados porque, aseguran, no les hacen caso pese a que son en beneficio de la población y de la cultura.
En entrevista con EL UNIVERSAL, la presidenta de la comisón (cuya asesora es una tía materna llamada Silvia Mendicuti con un sueldo mensual aproximado de 30 mil pesos) indicó que la acción “más importante” que desarrollan es la entrega de la Medalla al Mérito en Artes, Ejecución Musical y Artística, misma que ha sido resultado de una serie de equívocos e indiferencia de parte de los asambleístas.
En 2010 fueron seleccionados el escritor José Emilio Pacheco, el músico Chamín Correa y la actriz Susana Alexander. En la ceremonia se suscitó uno de los tropiezos más conocidos de Ruiz Mendicuti, cuando dijo que el poeta era autor de Un tranvía llamado deseo.
Para este año, los candidatos a obtener el mencionado reconocimiento fueron la actriz Irma Lozano y “un periodista” pero, ante las pocas propuestas recibidas, se decidió sumar los nombres de quienes se habían quedado rezagados en 2010.
Así, también resultaron merecedores del galardón el escritor José Agustín y el violinista Gabriel Ruperto. Aunque se dieron a conocer el pasado 19 de abril, aún no hay fecha para la ceremonia.
Ruiz Mendicuti confiesa: “Ha habido poca seriedad para decidir a quién se premia y cuándo. El año pasado se les canceló muchas veces la fecha de entrega a los seleccionados”.
Más propuestas
El vicepresidente de la comisión, José López Cándido, quien recibe alrededor de 241 mil pesos mensuales por prerrogativas y 68 mil pesos correspondientes a su dieta -cantidades que también perciben los otros seis integrantes de la comisión-, también ha lanzado propuestas “importantes”.
Una de ellas es cambiar el nombre de la Avenida Ermita Iztapalapa por el del escritor Carlos Montemayor, fallecido en febrero de 2010. ¿La razón? Su gusto personal, porque leyó Las mujeres del alba, un libro que, le parece, fue escrito por “un cuate que era muy bueno”.
Otra de sus iniciativas consiste en la publicación del Libro Rojo del 68, una antología de poetas que no son “de los de moda”, sino que de los que pertenecieron al Movimiento Estudiantil de 1968. Titubeante, mencionó a Enrique González Rojo como uno de los poetas incluidos; pero esta propuesta también fue desechada por falta de recursos.
Los otros integrantes también han generado propuestas, como Maricela Contreras, quien dijo haber solicitado más presupuesto para el “museo de Chapultepec”, pero no recordó el nombre del inmueble.
Después, su asistente se comunicó con este diario para informar que Contreras se refirió al Museo de Historia Natural y Cultural Ambiental, para el que se solicitó 40 millones de pesos, aunque no ha sido aprobado.
Ajenos al ámbito
El perfil de los miembros de la Comisión es ajeno al ámbito cultural. El vicepresidente dice que su escolaridad es la “lucha social”, en la que podría tener “hasta un doctorado”. “Le diré la mera verdad, soy luchador social, por eso en mi CV no está mi profesión ni mi escolaridad, mi licenciatura es en luchador social, ¿a ver dónde la encuentra?”.
Por su parte, Ruiz Mendicuti omitió su escolaridad del perfil publicado en la página oficial de la Asamblea.
Pese a las ocurrentes propuestas, lo cierto es que los diputados tienen poco margen de acción. Según Bolfy Cottom, especialista en derecho cultural, la Comisión sólo tiene atribuciones para legislar en materia de fomento cultural.
A la secretaria de Cultura, Elena Cepeda, le causa risa las propuestas de los asambleístas, pero reconoce al menos dos y hace un llamado a los diputados a estar mejor informados en el ámbito cultural. (Con información de J. Villanueva)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada