TRANSMITIENDO EN VIVO

lunes, 13 de agosto de 2012

TEQUILA, Jalisco


Tierra de agaves. Tequila es un municipio y un poblado del estado de Jalisco, en México. El nombre de Tequila proviene de la palabra náhuatl Tecuilan o Tequillan, que quiere decir lugar de tributos. Es un "pueblo mágico". Tequila es conocido por darle su nombre al Tequila, al ser uno de los territorios donde éste se produce.
Sus primitivos pobladores fueron chichimecas, otomíes, toltecas y nahuatlacas. El poblado estuvo en un principio asentado en un lugar que se llamó Teochichán o Techinchán: lugar del dios todopoderoso o donde abundan los lazos y trampas.
Tequila es algo más, mucho más que simplemente tequila, agave y destilerías. Tiene un aire de respeto, de limpieza y de agradable disposición para servir al visitante. Tequillan, Tecuila, "lugar en que se corta" o "lugar de tributos", con el volcán de Tequila como guardián y fondo; en las noches y en los días trasmite con su presencia la firme voluntad de su gente. Orgullo, trabajo, pasado, presente y futuro de un pueblo que, desde hace más de 400 años, es el reducto del agave más afamado de México, en el mundo.
Caminar entre el azul reflejado de luces que es Tequila, ofrece al visitante un conjunto importante de monumentos históricos dedicados a la memoria de sus personajes más ilustres. Algunos sitios de interés son: La Plaza de Armas Antigua construcción que actualmente ha sido remodelada, con bancas, tapetes de diverso colorido y otros elementos, El Templo de Santiago Apóstol que data del siglo XVII y su construcción estuvo a cargo del alarife Martín Casillas, El Santuario de Guadalupe Construcción que data de 1960 edificada en honor a la Virgen de Guadalupe, la Capilla de los Desamparados, el Santuario de la Santa Cruz, la Quinta Sauza que posee un gran jardín exterior con fuentes de cantera decoradas en forma de gajos y relieves vegetales; bancas, andadores, esculturas, columnas, pilastras, jarrones y una cruz atrial decorada con motivos de la pasión de Cristo y el Museo Recinto Javier Sauza Mora.
Durante la primera quincena de abril, se celebra la Semana Cultural con motivo de la fundación de Tequila; el 3 de mayo, se festeja a la Santa Cruz; los días 15 y 16 de septiembre, las fiestas de Independencia; el 20 de noviembre, las fiestas a la Revolución, y finalmente, una de las celebraciones más exclusivas de Tequila es su feria nacional, la cual se lleva a cabo del 29 de noviembre al 12 de diciembre, con una serie de actividades culturales, recreativas y de promoción, además de charreadas y peleas de gallos. Estos festejos van a la par con los de la Virgen de Guadalupe y de la Inmaculada Concepción, los cuales consisten en la realización del novenario con cohetes y fuegos artificiales, repique de campanas y procesiones de los barrios a la parroquia, con música y carros alegóricos.
La cocina típica de Jalisco se extiende a todas y cada una de sus regiones, de tal modo que en Tequila, además de acompañarse con un buen trago de aguardiente que abra el apetito, ya sea tequila o mezcal, el comensal podrá disfrutar de una auténtica birria o de un pozole jalisciense, además de unas exquisitas enchiladas y mariscos que en Tequila se estilan a su modo.
Las prácticas artesanales de Tequila incluyen la elaboración de objetos alusivos a la producción del tequila, tales como barrilitos o castañas hechas de madera de un roble conocido como palo colorado, ánforas forradas con piel de cerdo, artículos de barro (jarros, cazuelas, comales, cántaros) y en los talleres se trabajan artículos de piel, tales como huaraches y cinturones.
No deje de visitar sus alrededores, donde encontrará sitios como el Volcán de Tequila, el Museo Nacional del Tequila (Munat) donde se ofrece una muestra fotográfica y plástica sobre la historia del tequila, a lo largo de seis salas de exposición permanente y la Presa La Vega

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada